Crónicas de Ptaguj (8): la Gran Crisis


Parece que al MHS (Mentiroso Hasta Saciar) K.Baladring no le ha disgustado el paquetito de perejil que le hice pasar como puro afgano, porque ha enviado otra misiva. O eso, o es que, en el fondo, su ego no puede vivir sin cháchara más o menos absurda (generalmente, más que menos).

Yo sigo publicando, esperando que quienquiera que lo lea asuma que todo es ficción, entre otras cosas porque no hay constancia de que K.Baladring haya dicho la verdad alguna vez, aunque sea por descuido.

En fin, que aquí va la explicación del problemón que K.Baladring dice que se le plantea a su especie.


Siempre más minusvalorables humanos, y otros plebeyos en general.

A lo largo de los siete escritos anteriores he explicado las características de una civilización superior a la vuestra, como es la Ptagujiana, formada por una especie claramente más evolucionada: los Gujdaris. No espero que compartáis esta valoración, de la misma forma que no cabe esperar que una hormiga aprehenda la belleza de una obra de Calatrava (confieso que yo tampoco, pero según parece vosotros sí).

Y todo ello lo he hecho desinteresadamente, porque tampoco soy idiota y sé positivamente que lo que el Administrador Baladre me ha pasado en pago a mis desvelos es perejil. Hierba que confieso haberme fumado, a falta de algo mejor, pero que me ha provocado un brutal antojo de sepia a la plancha.

Captura de uno de mis sueños tras fumarme un cigarrito de perejil.

Pero vayamos al grano. El fin de todo lo publicado anteriormente es proporcionaros los elementos de información que puedan llevaros hasta la comprensión de la Gran Crisis Gujdariana, de las razones por las que la cumbre de la pirámide evolutiva – obviamente yo – soporta vuestra presencia a diario, y de lo que necesitamos de vosotros. O de vosotras, que eso está por determinar.

Allá vamos. Recordaréis que a los machos Gujdaris nos encanta ese deporte llamado guerra, y que cuesta poco convencernos para que la organicemos. Pues bien, una de las escasas reglas no escritas de la competición – tampoco hay ninguna regla escrita – es que a las hembras no se las ataca, a menos que estén en el campo de batalla. En cualquier caso, tampoco tendría sentido hacerlo, porque, para que me entendáis, sería como si un equipo de fútbol de Primera División pensara que lesionando a los miembros del Club de Gordos Sedentarios fuese a ganar la Liga, sólo porque uno de los entrenadores del adversario está gordito. Es radicalmente absurdo, con eliminar al entrenador con sobrepeso se arregla el problema.

Bueno. El Archimandril, uy, perdón, el Archimalandre Imperial, cuya cabeza los Sagrados Referendos mantengan eternamente en su sitio[1], supo que en la isla Monarca, a base de cruzarse repetidamente entre familiares, los cuatro clanes que allí residen cumplían con notas sobresalientes los criterios de IIEE (Imbecilidad, Idiotez, o Estupidez Endémicas). Mientras masajeaba debidamente sus colgajos en una tarde de estío, su Reverendísima Excelencia pensó –en serio, dicen que pensó – que por qué no matar cuatro pájaros de un tiro. De modo que programó una guerra a cuatro, cosa que nunca se había intentado antes. Habiéndoles prometido bondades sin fin para los muertos, la supervivencia y un jamón para el clan vencedor, allá que fueron.

Representación de la batalla de Monarca. NOTA: ha sido humanizada para que la entendáis mejor. Por ejemplo, podría haberos resultado chocante ver luchar a guerreros subidos unos encima de otros, así que los hemos sustituido por caballos. Los de abajo, quiero decir.

Como todos ellos se habían relacionado sexualmente entre sí en algún momento, uno de los machos dominantes del clan Porrón decidió aprovechar que todos miraban hacia otro lado para saldar unas cuentas pendientes con una hembra del clan Botijón (ambos son nombres ficticios para preservar su privacidad). Así, mientras se andaban matando unos a otros los machos en el campo de batalla, él se escaqueó, se acercó a la aldea Botijón, y le cortó la cabeza a la hembra en cuestión. El cacique tuvo la mala fortuna de que lo pillaran las restantes hembras saliendo de la residencia, las cuales le hicieron comerse sus colgajos, doblándole previamente por la línea de puntos que habían practicado en su cintura.

Enterada la estratega Botijón, pensó que igual no era mala idea privar a las tropas Porroneras de sus hembras para debilitar su capacidad estratégica. Desgraciadamente la cosa se filtró y en la misma noche en que Botijón envió a un destacamento a acabar con las hembras Porrón, los otros tres clanes, incluido Porrón, hicieron lo mismo. Al día siguiente, entre las pocas hembras que consiguieron huir, y las que resultaron muertas, allí no quedó ni una.

La estratega Botijón en el momento de tener la (mala) idea.

Como ya os comenté, estos encuentros se retransmiten al planeta entero en directo. Como, además, tampoco estaba escrito en ningún sitio que eso no debiera hacerse, cundió la idea y los clanes de mayor cualificación IIEE (o sea, los más IIE) se pusieron a la tarea de aniquilar preventivamente a las hembras de los clanes de menor grado IIEE (es decir, más inteligentes, dentro de lo que cabe). Éstas aplicaron la estrategia JOYOJOTO [2] y exterminaron a las hembras de alto rango IIEE. No es que tuviesen una razón eximente, fue sólo por si acaso.

El resultado es que, en pocos días, las únicas hembras que quedaban eran las que no fallecieron en la primera fase del ataque por haber huido, o porque nadie se acordó de exterminarlas. Éstas se rebelaron y se refugiaron en las fortalezas de las montañas de S’tahalto. Las invadieron, arrojaron a los machos que por allí estaban acuartelados, y decidieron que cualquier otro macho que se les acercase debía ser destruido, también por si acaso.

Uno de los refugios de S’tahalto.

Las únicas hembras que quedaron en la capital Ptagujguj fueron las que estaban protegidas en la residencia del Archimalandre. Es decir, su gineceo. Su Excelentísima Personalidad les explicó, siguiendo las recomendaciones de sus consejeros, que deberían ponerse rápidamente a repoblar la especie antes de que el material genético disponible menguase en exceso. Las hembras, viendo que tarde o temprano les acabarían pidiendo que repusieran entre cientos y miles de machos para que pudieran seguir matándose, secuestraron a los miembros de la guardia pretoriana, y se los llevaron a los refugios sagrados de S’tahalto. Se ignora con qué fin, aunque cuentan que los miembros de la guardia son superdotados en algo, que nadie concreta.

Nada se ha filtrado en todos estos siglos, pero de allí no ha salido ni un cachorro macho. Ni hembra tampoco, aparte de la esposa oficial del Archimalandre y un par de concubinas, que se sacrificaron a cambio de aceptar un Estatuto de Autonomía para S’tahalto, con opción de Referéndum de Independencia si les sale a ellas del marsupio.

Imagen relacionada
Esposa (en el centro) y concubinas del Archimalandre.

Como comprenderéis, puesto que vivimos – salvo participación en Juegos – de forma natural varios siglos, por entonces no había más prisa que la política porque la gente de Ptaguj se está poniendo molesta con que por qué el Archimalandre ha suspendido la convocatoria de guerras, que eso es una tradición que los define como pueblo, etc. Claro, que cinco siglos más tarde, ya habría que ir pensando – es un decir – en darle solución al tema de la perpetuación de la especie.

Espero que los orígenes de la Gran Crisis os hayan quedado claros. Básicamente porque, según la esposa del Archimalandre, no disponer de hembras para que la especie se reproduzca es un problema. Yo ni entro ni salgo, pero cumplo con mi deber tratando de conseguir una solución en este planeta vuestro de Baladre en Rama.

En el próximo capítulo intentaré explicar lo que necesitamos de la especie Homo Sapiens2, a un nivel lo suficientemente simplón para que lo entendáis.

Mientras tanto, voy a ver si pillo al Administrador Baladre por los colgajos y se los arranco para que me entregue la hierba aromática fumable. Al fin y al cabo, arrancarle los colgajos tampoco es hacerle daño a un animal, eso que os pone tan nerviosos, porque a los Sapiens también se les regeneran mensualmente, ¿no?[3]

NB: Es posible que a algún miembro IIEE de la especie Homo Sapiens2 le haga gracia eso de que nos hayamos cargado las hembras y puesto en peligro nuestra supervivencia como especie. Antes de decolgojonaros demasiado recordad: vosotros os estáis cargando el planeta en el que vivís. Ahí lo dejo.


[1] NdA: Por las lamidas de ego de K.Baladring al Archimalandre, me huelo que ya está preparando el regreso a su planeta nativo.

[2] NdA: JOdío YO, JOdíos TOdos

[3] NdA: ¡¡NO!!


Enlace al capítulo anterior.

Gracias por dejar un comentario. Nota que no se aprobarán aquellos que superen las 250 palabras, o contengan afirmaciones no demostradas. Por ejemplo, si afirmas que la madre de algún personaje público ejerce la prostitución, tendrás que aportar pruebas.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

BlogSOStenible: Noticias medioambientales y datos... aportando soluciones

Ecología, Economía, y Sostenibilidad, desde los países ricos: Aprender, Ayudar y Disfrutar... desde Málaga (España).

Autonomía y Bienvivir

Bacineamos de to lo que se menea

La proa del Argo

Bacineamos de to lo que se menea

Salva Solano Salmerón

Bacineamos de to lo que se menea

Joven Furioso

Escritos, divagaciones y un chancletazo al libre albedrío.

Vota y Calla

No te metas en lo que SÍ te importa

Blog de Gregorio López Sanz

Bacineamos de to lo que se menea

Colectivo Novecento

Blog de economía crítica y pensamiento político

REMEMORACIÓN

Memoria de las víctimas, Historia y Política

A %d blogueros les gusta esto: