(1) La naturaleza del Homo Sapiens: adiós, familia, adiós.


Lleváis un montón de tiempo por aquí. De hecho, bichos parecidos a los humanos han trotado (a dos patas) por la Tierra un par de millones de años. Desde hace unos 400.000 cazabais animales de tamaño mediano-grande, y hace 100.000 ya se os podía considerar la cima de la cadena alimentaria.

Pero debo hacer una aclaración: me estoy refiriendo al género de los Homo, en general, porque teníais un montón de primos que os pulisteis alegremente.

¿Qué pasó para que evolucionaseis de forma tan rápida? Pues que vuestro cerebro, junto con la posición erecta, supuso una ventaja competitiva importante en las sabanas. Esto trajo varias consecuencias.

La primera, que había que alimentar ese cabezón que tenéis. El peso del cerebro anda por el 3% de la masa corporal, pero consume el 25% de la energía. Esto implica pérdida de musculatura, y mayor necesidad de alimento.

La segunda consecuencia, es que hace dos millones de años empezasteis a fabricar utensilios gracias a esta capacidad, y ya de paso, a matar otras especies para alimentar vuestro cabezón. Ya que tenéis las manos libres mientras os desplazáis, eso os permite cargar con armas y enseres, hacer señales, o lanzar cosas a distancia. Cosas que hacen daño, generalmente.

La tercera no es tan positiva para la supervivencia de la especie. Retorcer un andamiaje endoesquelético – los exoesqueléticos no tenemos ese problema, no hay formar de retorcerlo – diseñado para andar a cuatro patas hasta que os sostiene verticales conlleva debilidades. De ahí vuestros problemas de espalda, tortícolis, etc.

Y para las mujeres, una gran faena. El estrechamiento de la pelvis dificulta el paso de la cabeza de la cría durante el parto, justo al mismo tiempo que esa cabeza es cada vez más gorda. Este riesgo biológico se compensó con el nacimiento prematuro de vuestra descendencia, sin estar preparados para la supervivencia. Eso a su vez conllevó la necesidad de habilidades sociales. La cría necesita de la tribu para desarrollarse y alcanzar un umbral de capacidades que le permitan sobrevivir hasta la edad reproductiva.

Exterminator Sapiens.

Por último, que a diferencia de otras especies, la evolución no tuvo tiempo de poneros cortapisas. Para cuando podían haberse instalado otros súper-depredadores, ya os habíais cargado su origen. Tampoco dio tiempo a que vuestras presas evolucionaran para poner las cosas más difíciles. Lo tuvisteis a huevo, y lo hicisteis.

Por poner un ejemplo, para cuando los leones se instalaron en su nicho de la parte alta de la escala depredadora, las gacelas habían tenido tiempo de evolucionar hacia formas más rápidas, con mayores posibilidades de huida, los búfalos cooperaban en la manada, y a los rinocerontes les habían crecido unos bonitos cuernos y una piel blindada.

Otra consecuencia de la evolución rápida vino por la actitud hacia la naturaleza. Cuando un súper-depredador tarda millones de años en alcanzar su posición, se vuelve confiado, seguro de sus capacidades. En cambio los humanos todavía no habéis asimilado esa posición, y os sentís vulnerables. De aquí se llega al miedo, y del miedo a la agresividad. ¿Para qué esperar a que un león se coma a un humano, si podemos acabar con los leones? O quien dice leones, dice lobos, osos, etc…

El resultado es que exterminasteis todo aquello que pudisteis exterminar tan pronto llegabais a lugares nuevos, donde la fauna no os reconocía como depredadores. O eso sospechamos, porque era llegar vosotros a un sitio y desaparecer la megafauna, como ocurrió en América o Australia. O son enormes coincidencias, o es que os va la marcha exterminadora.

La revolución cognitiva.

En el espacio entre 70.000 y 30.000 años atrás se produjo un importante salto cualitativo en una rama concreta del género Homo: los Sapiens. No está claro por qué ni cómo ocurrió, pero esa mutación supuso una ventaja importante. A diferencia de otras especies, en lugar de emitir tan solo mensajes de aviso, pudisteis especificar mucho más.

Por ejemplo, un simio puede notificar a la tribu que está viendo un búfalo. Un ejemplar de Sapiens podía transmitir que vio una manada de búfalos, dónde estaban, y en qué dirección se desplazaban. A partir de ahí era posible coordinar actividades para la caza gracias al lenguaje.

O para la guerra, porque en el tiempo transcurrido entre unos 50.000 y 12.000 años atrás, desaparecieron todas las demás especies del género Homo: los denisovianos, neandertales, etc. No está clara la razón de que así ocurriera, pero lo que quedó en nuestra memoria coleóptera es que cada vez que los Sapiens aparecían en algún lugar, desaparecían las demás especies Homo. De nuevo, o fue una acumulación de grandísimas casualidades, o significa que como especie os dedicasteis a recortar la extensión familiar hasta quedaros solos.

Claro, que eso no ocurrió sin que antes intentaseis, siguiendo vuestra tendencia natural, fornicar con todo aquello que pareciese fornicable. De ahí que, aproximadamente, un 4% del ADN de los Sapiens europeos es neandertal, o que hasta el 6% del ADN aborígen australiano sea denisovano. Y eso que, en teoría al menos, no debería existir reproducción entre especies diferentes. Si es que incluso el fornicio lo usáis para hacer daño.


¿De qué vivían los Homo de aquella época? Pues eran cazadores-recolectores, y tenían una vida de mierda – recordad que para un coleóptero una vida de mierda es algo estupendo – comparado con lo que vino luego. Pero de eso ya hablaremos en otro capítulo.

Saludos,

image

Referencias

Bohannan, P. (2010). Para raros, nosotros. Madrid: Akal, S.A.

Harari, Y. N. (2014). Sapiens. Barcelona: Penguin Random House Grupo Editorial, SAU.

Gracias por dejar un comentario. Nota que no se aprobarán aquellos que superen las 250 palabras, o contengan afirmaciones no demostradas. Por ejemplo, si afirmas que la madre de algún personaje público ejerce la prostitución, tendrás que aportar pruebas.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

Salva Solano Salmerón

Bacineamos de to lo que se menea

Joven Furioso

Escritos, divagaciones y un chancletazo al libre albedrío.

Vota y Calla

No te metas en lo que SÍ te importa

Blog del Gran Baladre

Bacineamos de to lo que se menea

Blog de Gregorio López Sanz

Bacineamos de to lo que se menea

Colectivo Novecento

Blog de economía crítica y pensamiento político

REMEMORACIÓN

Memoria de las víctimas, Historia y Política

Economistas Frente a la Crisis

El pensamiento económico al servicio de los ciudadanos

A %d blogueros les gusta esto: