Desmintiendo tontás (3): prohibido fornicar y otras chorradas.

Pensamos que había finalizado con los dos títulos anteriores la serie sobre las tontás negacionistas del desastre al que nos aboca el consumo sin freno de energía fósil : el cambio climático y la Termodinámica fue el primero, luego vino el artículo sobre el cambio climático y la hipótesis Gaia. Ambos escritos en previsión de la celebración – es un decir, que no hay mucho que celebrar – de la COP 25 en Madrid.

Lo que no esperábamos, mis estrafalarias personalidades y yo, y vean ustedes que estamos curtidos, son algunos enfoques que no solo niegan el problema, sino que – como es rancia tradición entre gañanes – acusan al mensajero de cosas tales como querer limitar el libre ejercicio fornicatorio.

Esta es una breve recopilación sacada tan solo de los comentarios a un podcast sobre Cuñadismo Climático en el que mi personalidad más estable tuvo el placer de participar.

En cuanto a la ilustración de cabecera, ilustra los Premios Darwin, en los que la humanidad participa de forma colectiva en este preciso momento de la Historia. Si no sabéis de qué van estos premios, echadle un vistazo al vídeo del final. Y hay muchos más.

(Nota bene: he eliminado los errores ortográficos en los comentarios porque algunos hacían daño a la vista. He mantenido el estilo gramatical de los autores para no pecar de manipulación)

Advierto que no tengo nada en contra de estas personas, ni he seleccionado los mensajes por considerarlos personalmente ofensivos, sino por el extraordinario nivel de retorcimiento argumental.

Vamos con el primero.

El cambio climático existe y es provocado por el hombre sí… A través de la geoingeniería, léase estelas químicas para romper las nubes y Haarp como calentadores Ionosféricos.

Esto ya es llevar las teorías de su conspiración a un nivel preocupante. Ni siquiera cuando escribí un estudio sobre el mítico club de la estupidez humana alcancé esta cumbre del raciocinio conspirador: hay un plan para recalentar el planeta, pero es secreto, no se lo contéis a nadie. ¡Chssstttt!

Para general información, incluso en el artículo sobre HAARP (siglas en inglés de Programa de Investigación de Aurora Activa de Alta Frecuencia) en Wikipedia, alguien se ha molestado en añadir un apartado sobre la influencia de este programa en las teorías de la conspiración, luego la cosa es seria.

Siempre pensé – inocente de mí – que las teorías de la conspiración sobre el calentamiento global estarían basadas en el negacionismo, en la confabulación científico-ecologista-izquierdosa de los chalados sandías (o sea, quienes son ideológicamente verdes por fuera y rojos por dentro). Lo de que es una conjura del ejército y/o gobierno estadounidense se me escapó.

Pero claro, esta forma de pensamiento – lo de pensamiento es una forma de hablar – tiene una ventaja: si la culpa es del gobierno estadounidense, no hay nada que yo pueda hacer al respecto, soy totalmente inocente, voy a seguir consumiendo petróleo a tutiplén. Como muchas de las líneas de interpretación que siguen, es una perfecta disonancia cognitiva muy cómoda para quien la soporta.

Menudo lavado de cerebro tenéis. A ver si investigamos y dejamos de consumir la información que brinda el sistema. sois unos maleducados y unos totalitarios.

Según parece, mi cerebro está más limpio que el sobaco de un nadador olímpico en plena competición. Mi duda al respecto es quién querría lavarle el cerebro a un jubilado, y cómo lo harían. ¿La KGB quizás? Improbable, ya que a) la KGB ya no existe, y b) los soviéticos fueron muy poco o nada sospechosos de ecologismo. ¿La CIA? Lo dudo, en casa no tenemos petróleo.

El segundo punto es investigar fuera del sistema. Bien, si eliminamos las universidades, los científicos, los medios públicos de comunicación, los libros, … ¿dónde OO se supone que vamos a investigar? ¿De los extraterrestres? De hecho, yo llegué a la conclusión de que esto va a petar por medios propios, con eso que tengo entre las orejas, y que según parece ha sido lavado. Luego me informé. Eso sí, sin salir del planeta, ni viajar a Raticulín, ergo dentro del sistema.

Por último, maleducado ya me considero, que uno se socializó en la escuela pública, y ya se sabe que es un nido de rojos piojosos. Ahora, ¿totalitarios? No deja de ser una idea interesante, esa de implantar la dictadura baladraria, pero me da una pereza…

Aparte de no tener hijos, comer menos carne y pescado o no tener coche añadiría no hacer deporte y/o fornicar ya que con tanto esfuerzo acabamos consumiendo demasiado oxígeno y por ende emitiendo demasiado CO2.

Etimológicamente, fornicari significaba en latín tener relaciones sexuales fuera del matrimonio, y los fornicarios, en sentido amplio, eran quienes pagaban por sexo. De aquí deduzco que, para el comentarista, lo que genera calentamiento global es joder – de futuere, que significa copular – en adulterio, o cumplir con la tradición de ir de putas, que entronca con la de ir a los toros, por poner un ejemplo. Aunque sí veo relación entre la jodienda y la temperatura corporal, me cuesta aceptar que según con quién se practique la coyunda, el planeta se vaya a calentar más o menos.

Tampoco acabo de ver la relación del fornicio con comer más carne o pescado. Quizás se haya confundido el comentarista y quería decir legumbres o ajos, porque tanto la emisión de metano – gas de efecto invernadero, por cierto – por el agujero excretor, como el olor a ajo en la boca, son factores que dificultan el coito.

Por último, tener coche no perjudica al medio ambiente, a menos que lo utilices. Quizás podríamos unir el uso de vehículo motorizado con el deporte para llegar a la conclusión de que hay que prohibir las carreras de Fórmula 1 y los rallys (de las carreras de motos el comentarista no dijo nada). Pero no veo que los pilotos anden fornicando durante la competición, de modo que vuelvo a perderme en esta lógica.

En cualquier caso, yo le diría a esta persona que, si considera dañino para el planeta fornicar, se lo agradezco en nombre de la especie. Creo que es de esa clase de personas que debería abstenerse de fornicar, no fuera a reproducirse. La evolución se lo agradecerá.

Es falso que las opiniones de los detractores del cambio climático de origen humano sean de payasos. No es bueno vivir a la espera del apocalipsis.

Estoy totalmente de acuerdo con este escribidor de comentarios, no es bueno vivir a la espera del apocalipsis. Es más, los ecologistas que conozco hacen una vida normal, pagan sus hipotecas, nacen, se reproducen y mueren como siempre ha hecho la humanidad. Ni se les ocurre vivir contemplativamente a la espera del apocalipsis.

Tema distinto es que ellos sí son conscientes de que algunas de las generaciones que vivirán cuando se acabe el combustible fósil – hacia 2050 según BP, la IAE, la Comisión Europea, y algunas universidades – ya han nacido y no les conviene mirar hacia otro lado.

¿Significará que viene el apocalipsis? Depende de si la sociedad es capaz de transitar hacia otro modelo sin tanta dependencia energética, y lo hace con suficiente rapidez. Porque la gran amenaza es, precisamente, seguir con lo que se está haciendo, lo que nos lleva de cabeza hacia un colapso de civilización. A partir de aquí, puede desaparecer la sociedad, como les ocurrió a los Mayas, o puede involucionar, como ocurrió tras el hundimiento del imperio romano.

Pero mientras tanto, le puedo asegurar a este comentarista que seguimos viviendo, e incluso los más fervientes defensores del cambio climático de origen antropogénico pagan sus hipotecas a 30 años.

Por último, yo no creo que los detractores del cambio climático sean payasos. Son otras muchas cosas, pero no creo que ostenten tan digno oficio.

Dentro de unos años el CO2 y otros gases pasarán a la historia como el agujero de ozono

Siempre se acaba diciendo algo parecido cuando un problema global es solucionado sin que llegue a sus últimos extremos. Pasó con el agujero de ozono, pasó con el efecto 2000 (del que hablé recientemente), y ojalá pase también con el cambio climático.

Bueno, pues quisiera recordarles a quienes sostienen esta afirmación que el agujero de ozono fue un problema muy real, que se atenuó gracias a una acción conjunta de los Estados para limitar la producción de CFC. De hecho, se corrigió cambiando los CFC (compuestos clorofluorocarbonados) por HCFC (hidroclorofluorocarburos), que, curiosamente, ejercen efecto invernadero. Es decir, que sorprendentemente el problema no se solucionó negando el problema, sino con una patada adelante.

Con este mismo objetivo, el de anular la amenaza del cambio climático, se celebran anualmente las conferencias de países sobre el cambio climático (COP), aunque hasta ahora con decepcionantes resultados.

Y, por cierto, el efecto invernadero del dióxido de carbono se mantiene en la atmósfera durante más de un siglo, así que dudo mucho que ninguno de los que estamos aquí lleguemos a ver cómo pasa a la historia. Eso, suponiendo que los que no pasemos a la historia seamos, sencillamente, nosotros.

Pero todavía me sorprende el empeño de los ignorantes por negar aquellos problemas en cuya creación ellos participaron – como hicimos todos – pero que se resolvieron gracias al esfuerzo de otros.

Así que hay que extinguirse para que el planeta continúe.

No voy a negar que existen corrientes extremas que recomiendan la extinción voluntaria de la especie humana. Hay religiones y creencias para todos los gustos, y si alguien tiene dudas, que haga una búsqueda en la página de registro de entidades religiosas. Y eso que España es bastante más estricta que, por nombrar a alguien sin mirar, EEUU.

Ahora bien, de lo que se trata es precisamente de lo contrario, de hacer todo lo posible por no extinguirse. ¿Qué sentido tendría intentar impedir el aumento de la temperatura global si lo que queremos es extinguirnos? Bastaría con no hacer nada, o sea exactamente lo que probablemente consiga este contertulio y sus correligionarios negando lo que parece evidente a estas alturas.

Personalmente, es una de las ideas – como siempre, es una forma de hablar – más estúpidas que he escuchado al respecto, siempre con la salvedad de los cachondos del Movimiento por la Extinción Humana Voluntaria, que esos ya están en el nivel Premium Luxury Extra King Size Bonus. O sea, para entendernos, nivel la hostia.

Lo que mejor puedes hacer por el Planeta es suicidarte

Esta es mi preferida con mucho, por eso la guardé para el final. Si todos los ecologistas nos suicidásemos en masa, al parecer la humanidad que quedase, en su conjunto, sería más feliz.

Pues mire, es curioso, pero generalmente los suicidios en masa obedecen a motivos religiosos. Si alguien está interesado, puede echar un vistazo a la lista Suicidios en Masa de Wikipedia, o al más comedido artículo Suicidio Colectivo.

Sin embargo, y aunque pueda sorprender, el ecologismo no es una secta, y lo que es peor: está plagado de ateos y agnósticos que irían directamente al infierno hagan lo que hagan, así que, en general, no tienen prisa por diñarla.

Para finalizar, solo un comentario. Ya que antes me han llamado maleducado, intentaré rectificar: sobre esto del suicidio, usted primero.


Un saludo a todos los que creen que esto se arregla matando al mensajero, y un último ruego: no se empeñen en matar a este en particular, que ya se irá muriendo de a poquito a poco, si eso, en este siglo, sin que se tengan que molestar.

Por si alguien quiere saber a qué me refiero con la mención a los premios Darwin (Vídeo 1 de 4).

Los comentarios están cerrados.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

Blog del Gran Baladre

Bacineamos de to lo que se menea

Florent Marcellesi

Blog del eurodiputado de EQUO

BlogSOStenible: Noticias medioambientales y datos... aportando soluciones

Ecología, Economía, y Sostenibilidad, desde los países ricos: Aprender, Ayudar y Disfrutar... desde Málaga (España).

Autonomía y Bienvivir

Bacineamos de to lo que se menea

La proa del Argo

Bacineamos de to lo que se menea

Salva Solano Salmerón

Bacineamos de to lo que se menea

Joven Furioso

Escritos, divagaciones y un chancletazo al libre albedrío.

Vota y Calla

No te metas en lo que SÍ te importa

Blog de Gregorio López Sanz

Bacineamos de to lo que se menea

Colectivo Novecento

Blog de economía crítica y pensamiento político

REMEMORACIÓN

Memoria de las víctimas, Historia y Política

Economistas Frente a la Crisis

El pensamiento económico al servicio de los ciudadanos

A %d blogueros les gusta esto: