VERDADERA HISTORIA DE LOS SUCESOS DE RIJOGRANDE. La novela.

Como he explicado en anteriores posts, la primera novela que me desafié a escribir fue El viaje de Ifigenia, una historia de ciencia ficción, distópica y un tanto surrealista. Esa fue fácil.

De modo que me impuse un desafío – ya sabéis: “¡a que no hay…!” – que fue escribir otra historia, esta ambientada en el presente tanto contextual como temporal, haciendo que sus propios protagonistas la relatasen en primera persona.

De ese reto nació la Verdadera historia de los sucesos de Rijogrande.

El primer paso fue crear en mi mente un entorno puramente manchego, una supuesta villa de Rijogrande que construí con retazos de ciudades y pueblos de la comarca que conocía directamente, pero sin que en conjunto pueda situarse en uno u otro pueblo. Quizás sea la excepción la plaza vieja de Villarrobledo, entonces adornada con una enorme fuente, que me venía muy bien para rematar el relato novelesco.

Y así fue como se presentaba a la histórica villa que me acababa de imaginar:


Esta historia, que nunca pudo acontecer en la muy tradicional Mancha anclada en el Quijote, transcurre en la inexistente villa de Rijogrande. Cuentan las malas lenguas que, en su día, fue una posada, cuyo desinhibido dueño tuvo a bien denominar Posada del Pijo Grande. No quedó reflejado en los anales de la historia si el nombre tuvo, o no, algo de verdad, y en su caso, cuánto.  El caso es que algo de fuego habría debajo de ese humo, cuando una Grande de Castilla se detuvo en la villa que creció alrededor de la posada, alargó excusadamente sus pernoctaciones, y poco después le otorgó el título de Muy leal Villa del Pijo Grande, a lo que algún notario ocurrente añadió la divisa NUNQUAM DEFICIO (algo así como nunca desfallece). Obviamente, tan pronto falleció la susodicha Grande se le cambió el vistoso nombre por el más discreto de Villa del Rijo Grande, que teniendo en cuenta la definición de Rijo de la RAE – “conato o propensión sensual” – también se las trae, pero con algo menos de descaro.

Pues este relato de hechos terribles – que, insisto, nunca acaecieron – se inicia en un día primero de abril, en la localidad de Rijogrande. Serán sus ficticios protagonistas quienes se presenten, e introduzcan al lector en los acontecimientos, guiándole por la secuencia de decisiones que condujo al sorprendente desenlace de la historia de esta efímera Ínsula Muy Barataria.

Vayan ustedes pasando a la Muy Leal Villa del Rijo Grande, la que nunca desfallece, y lean esta historia que, espero, les divierta y horrorice por momentos.

Escrito entre 2018 y 2019, en algún lugar de la Mancha que recuerdo perfectamente, pero mejor no menciono por si las suspicacias.

Los comentarios están cerrados.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

Blog del Gran Baladre

Bacineamos de to lo que se menea

Florent Marcellesi

Blog del eurodiputado de EQUO

BlogSOStenible: Noticias medioambientales y datos... aportando soluciones

Ecología, Economía, y Sostenibilidad, desde los países ricos: Aprender, Ayudar y Disfrutar... desde Málaga (España).

Autonomía y Bienvivir

Bacineamos de to lo que se menea

La proa del Argo

Bacineamos de to lo que se menea

Salva Solano Salmerón

Bacineamos de to lo que se menea

Joven Furioso

Escritos, divagaciones y un chancletazo al libre albedrío.

Vota y Calla

No te metas en lo que SÍ te importa

Blog de Gregorio López Sanz

Bacineamos de to lo que se menea

Colectivo Novecento

Blog de economía crítica y pensamiento político

REMEMORACIÓN

Memoria de las víctimas, Historia y Política

Economistas Frente a la Crisis

El pensamiento económico al servicio de los ciudadanos

A %d blogueros les gusta esto: