VERDADERA HISTORIA DE LA EPIDEMIA DE RIJOGRANDE: el pleno.

Siguiendo con los sucesos que acaecen ese mismo día, 13 de marzo de 2020, día de San Pientio, se relata lo que ocurre durante el pleno del Ayuntamiento, en el que ya se postulan los primeros rebeldes frente a las medidas sanitarias y de prevención pandémica.

Con ello se inicia la rebelión de los epidiotas, y finaliza la muestra de la novela que, como siempre, podéis encontrar en Amazon, a falta de mejor editor.


El pleno se inicia con puntualidad manchega a las 7 y veinte de la tarde de ese viernes, precedido por la habitual sesión de saludos, besos, abrazos,… La cortés hipocresía habitual en los pueblos, cuando nunca sabes si el enemigo de hoy no será tu amigo mañana, que el marco de convivencia es estrecho y no es fácil encontrar amigo o enemigo nuevo.

Más o menos a la misma hora, Wenceslao está siendo operado de un brazo, la cadera, y una pierna. Los cortes de las manos eran profundos, pero requerirán una cirugía más fina más adelante. El resto, roturas aparentemente limpias, que se podrán reparar adecuadamente. El golpe de la cabeza resultará más difícil de diagnosticar, porque tampoco se podría decir que Wenceslao fuese muy razonable ante del accidente, sí que ante la dificultad de evaluar el trauma lo más probable es que se le dé por sano, y luego ya veremos.

Pero dejemos a Wenceslao en la mesa de operaciones, que aún tiene para un buen rato, y regresemos al salón de plenos. Disponiendo de una mayoría absoluta del partido Centristas Por Rijogrande – CPR, o Ceporro, como coloquialmente se le conoce – Ot y los suyos no tienen problemas para conseguir aprobar aquello que creen conveniente para sus intereses. Siempre asumiendo, como no podía ser de otra manera, que lo que es conveniente para ellos también lo será para los rijograndeses decentes. Obviamente, si los rijograndeses indecentes que no les votan querían otra cosa, pues haber votado mejor.

Tras las formalidades iniciales, se presenta el primer punto del día. El enunciado es, por llamarlo de algún modo, elíptico:

“Propuesta de la Alcaldía por el que se somete a votación la autorización para la conservación discrecional en un ámbito de privacidad reservada salvo criterios de idoneidad de los documentos emanados de las sesiones formalmente constituidas del Concejo por un período consecutivo de cuatro lustros y ampliable aunque no reducible al citado período”

Traducido al lenguaje ceporro – o sea, lenguaje interno del Partido – esto va de declarar a las actas del pleno secretas durante veinte años para todas aquellas personas que no sean de fiar, según criterios de la alcaldía.

¿Y eso, por qué? Pues porque es tal la costumbre de aprobar las actas del pleno anterior tal y como las redacta el secretario, que nadie las había leído en años. Hasta que se le ocurrió a Ot unos días atrás. Se encontró con que el bueno del secretario se queda a gusto ajustando cuentas. En las actas, el propio Ot aparece como Alcalde Moñas, una exconcejala de la oposición es Mala Puta Víbora Cornuda – casualmente es la ex del secretario – … Pero no es eso lo peor, lo que les ha asustado es que han aprobado actas en las que el secretario escribe verdades, que no por serlo, dejan de ser inconvenientes.

Por ejemplo, hubiese estado bien que se hubiese ahorrado comentarios como “…el Excelentísimo Alcalde Picha Brava – por Eufrasio, en la legislatura anterior – propone la aprobación de una peluquería de señora en la calle del Suspiro, 12-1º, que como todos sabemos es el burdel de Paca, la hija de la Coneja, que pega unas mamadas a precios populares que son bien conocidas de todo Rijogrande…”. O este otro: “…se subastan los terrenos en la parcela del Puerco que vienen delimitados… Es sabido que se los quedará el lameculos del cacique Luis-Odón para acabar enchufándolos en la empresa que mantiene en Gibraltar…”.

O sea, que mejor guardar las actas a buen recaudo hasta que prescriban los delitos, y de paso asegurar que nadie pueda contradecir al alcalde cuando diga que lo que le salga de las proposiciones: ya está aprobado según acta… Acta que no estará disponible para consulta ni comprobación. Así matan dos pájaros de un tiro, no se exponen a que alguien encuentre lo redactado, y de paso dejan a la oposición a dos velas informativas.

Para que nadie preste demasiada atención, han puesto el punto justo antes del conflictivo, que es el del posible estado de alarma. El secretario, que no las tiene todas consigo desde que Rogelio le hizo una visita nocturna en su casa – suerte que el Golem no aparecía en las actas, hubiese sido un tostón tener que buscar otro secretario que estuviese entero – lee el punto sin respirar.

Ot da la palabra a José Odón Magán y Rovira, alias Jodón, el concejal del partido CACAS (Congregación Anarco-Cachonda de Aficionados al Sarcasmo). Ni es partido ni es nada, es obra de un graciosillo que fundó una agrupación de electores que no sabían a quién votar, y montaron este rollo para no tener que votar en blanco. Su sorpresa es que sacaron un concejal, que, por no hacer, ni vota. No es que se abstenga, es que ni se molesta en levantar la mano. Claro, que tampoco lo hubiésemos tomado muy serio habida cuenta de que acude a los Plenos con unas gafas de Groucho y camisetas de Heavy Metal.

  • Queridos compañeros concejalas y concejalas, onanistas todos. ¡Mando a la mierda la propuesta!

Ot, que estaba atento, golpea la mesa.

  • ¡¡Señor concejal!! ¡Le retiro la palabra por obsceno!

El mozo, que ya se lo esperaba, se retrepa fingiendo que está indignado. Exactamente lo mismo de todos los plenos.

  • Tiene la palabra la representante del PORR.

El PORR – Partido Obrero Revolucionario de Rijogrande, popularmente conocido como los porreros – tiene solo un concejal, que parece salido de una revista de modas marxista: enjuto, vehemente, barba a medio pecho, siempre con mono de color azul obrero, aunque sea profesor de filosofía y no haya trabajado con las manos en su vida,…

  • ¡Compañeras y compañeros! La privacidad es un mecanismo que el obsoleto capitalismo utiliza para impedir la revolución obrera…

Vale, Ot asume que van a votar que no. O sea, que de momento van 5 a 1, asumiendo que ninguno de los suyos se despiste. Por el rabillo del ojo observa al secretario, que mira fijamente a sus zapatos desde que Rogelio apareció por el salón de plenos y se sentó en la silla que le guardan siempre al fondo de la sala. No es que se la guarde alguien en particular, es sencillamente que a ningún vecino se le ocurre ocuparla.

Cuando por fin termina su alocución el marxista canijo (sector Karl), que no debe ser confundido con el marxista (sector Groucho) del CACAS, Ot le da la palabra a Elo, la concejala del ASCO – Agrupación Socialista Constitucionalista Obrera, a estos los llaman los finolis -, lo que despierta repentinamente a Eufrasio. La mujer desde luego es atractiva, pero no es eso lo que excita la mente del exalcalde, sino que es lesbiana y convive con Tula, la exesposa de un funcionario retirado por invalidez apodado Niñato.

Mientras Fernando, alias Niñato, estaba ingresado con un traumatismo craneal, Tula descubrió que había echado poco antes un revolcón con una policía municipal llamada Gracita – en realidad fue al revés, porque fue Gracita quién lo llevó al fornicio a punta de pistola – y se separó. Elo, su amiga de siempre, la acogió en su casa, lo que no sorprendió a nadie. Hasta que una noche olvidaron las dos jóvenes correr las cortinas y la vecina de enfrente las vio, y por supuesto lo fue contando en confianza a toda la que pilló. Desde entonces, la descripción de lo relatado acompaña en sus sueños a Eufrasio y no le deja dormir, suponiendo que este hombre pegue ojo por las noches.

A lo que íbamos, habla Elo:

  • En su desvergüenza, el equipo de gobierno pretende ocultar los documentos de consulta…

Ya no hace falta más, el ASCO también va a sumar sus dos votos en contra.  5 a 3, por ahora. Ot desconecta, mientras Eufrasio parece estar en trance y el secretario sigue contemplando sus zapatos.

Efectivamente, van a votar en contra. Toma la palabra el concejal de ARTUR, Asociación Radical de Tradicionalistas Unidos por Rijogrande, conocidos como los de siempre. Si por estos fuese, habría que suprimir del calendario todos los siglos transcurridos desde el XVII.

  • La antaño gloriosa administración pública de Rijogrande, hoy servida por chiquilicuatres y mindunguis blasfemos, debe preservarse frente a las agresiones de las hordas marxistas que practicaron las matanzas de Paracuellos…

Ya está, estos votan a favor porque los rojos votan en contra, así que al final la cosa quedará 7 a 3, como casi siempre.

Cuando finalizó el recuento del voto municipal tras las pasadas elecciones, los ceporros – o sea, el partido teóricamente de Ot y Eufrasio, aunque en puridad pertenezca a Golem – pensaron en llegar a un acuerdo de gobierno con el ARTUR, pero Eufrasio los convenció de que no merecía la pena el esfuerzo: “esos mostrencos van a votar siempre en contra de los rojos, que siempre votarán en contra nuestra, y por tanto a nuestro favor. Así que, ¿para qué molestarse?”. Resultó tener razón, que cuando no hay mujeres cerca Eufrasio acostumbra a ser útil. Muy desagradable por machista, homófobo y catalanofóbico, pero útil.

Tras la intervención de Concha, portavoz del CPR, sector feminista, y a la que nadie hace caso porque ya todas las mentes están en el siguiente punto, se procede a la votación y sucede lo que cabía esperar: que Ot ya puede proceder a esconder las actas bajo llave, con permiso del ayuntamiento, y por mayoría absoluta.

  • Si eso, pasamos al turno de ruegos y preguntas. A petición de varios ciudadanos, el doctor Morcillo nos va a comentar…
  • ¡Aquí no hay nada que comentar! ¡A mí no me encierra ni Dios! ¡Rojos! ¡Maricones!

Pronto empieza la cosa. El que vocifera es Asaco Odón – ¿he dicho ya que la parroquia de Rijogrande está dedicada a san Odón? – que pasa por poco del metro y medio, rabo de boina incluido, pero tiene un vozarrón que asusta a bestias y humanos cuando los pilla desprevenidos, como ahora.

  • ¡Eso es un invento del maligno para alejar a los feligreses de la parroquia!

Y aquí está la otra, Angustias, que es igual de alta que Asaco Odón, pero como un tercio de ancha, y tiene una voz aguda que destroza los nervios. Al igual que el primero, no está casada, y si pudiera viviría dentro de la iglesia.

Ot – o sea, Odón en catalán, pero en su caso es casualidad – golpea la mesa con el mazo, Eufrasio mira a todas partes como si lo hubiesen despertado de un ensueño, y el secretario se ha escabullido.

  • Mira que sois borricos, que eso es un virus de los chinos…

Este es el Mesías – no, no es Jesucristo, el apodo deriva de la abreviatura de su nombre Crisóforo, ergo Cristo -, profesor retirado y persona biempensante, que adora al gobierno de turno desde que cobró la primera mensualidad de la jubilación.

  • ¿De los chinos? ¿De ahí dónde compran la mercancía en Carnicerías Martínez?

El que se ríe es Carlos Camacho, dueño de Cárnicas Camacho, una de las dos grandes carnicerías de la villa. Es un tipo no muy alto, pero grande, con manos como jamones.

  • ¡De ahí la compra tu puta madre! ¡Cabrón embustero!

Y este otro es Carlos Martínez, el dueño de Carnicerías Martínez. Si dejamos aparte que Carlos Camacho tiene pelo, y Carlos Martínez está pelado como un queso de bola, se parecen bastante. Crecieron juntos, puerta con puerta, y de hecho Carlos Martínez estuvo trabajando para Carlos Odón, el padre del otro Carlos hasta que decidió montar su propio negocio. Los Camacho lo tomaron como una traición y le declararon una guerra que ya dura más de veinte años. El resumen es que de pequeños eran inseparables, pero ahora hay que separarlos cada tres por cuatro para que no se maten.

Para entonces todos los que estaban sentados entre los Carlos se han levantado y se han puesto a salvo. Se cruzan los insultos, y de vez en cuando sale alguno disparado hacia el consistorio.

  • Si eso, se levanta la sesión.

El alcalde da dos golpes sobre la mesa, y se echa para atrás en la silla, igual que Eufrasio. Esto es como un combate de boxeo entre Mohamed Alí y Joe Frazier, que por más veces que lo veas, nunca cansa.

Los concejales más cercanos al patio de butacas ya se han puesto a cubierto, los demás permanecen en sus sitios con los ojos muy abiertos, menos Elo y Concha, que se han marchado discretamente. Son pacifistas, pero no tan suicidas como para interponerse.

  • Cabrón lo será tu padre, ¡hijo de puta traidor!
  • ¿Traidor yo? ¡Tú, que vendes gato por liebre! Si lo sabré yo…
  • ¡Te mato!
  • A pajas será, ¡soplapollas!
  • ¡Basta! Cada cual, a sus asuntos, ¡venga, despejad!

Ya ha acudido Rufo, acompañado por Asecas, un joven Policía municipal que se llama solo Odón, sin otro nombre, y de tanto “Me llamo Odón, a secas”, ha acabado siendo Asecas, sin el Odón. Los dos son de complexión media, aunque algo más robusto el joven, así que salvo que se imponga la autoridad, lo tendrían ganado los Carlos si fuesen capaces de ponerse de acuerdo, pero no lo son.

Siguen forcejeando los Carlos mientras se insultan y amenazan. Asecas ya ha perdido la gorra, y Rufo está perdiendo la paciencia. Mientras, por detrás la ciudadanía está lanzando insultos a diestra y siniestra, algunos riéndose, otros – muchos menos – más serios, entre ellos la beata y el facha que iniciaron la bronca.

Rogelio, que no se había movido de su silla en todo el rato, se levanta. Se acallan las risas y aumenta la expectación, aunque siguen los insultos. Cuando Ot cree que va a poner orden, Rogelio se inclina – mucho – sobre Asaco Odón y Angustias para hablarles al oído, aquellos gesticulan, pero el Golem los tiene sujetos por el brazo y se aleja con ellos.

¿Qué tramará el cacique?

Al final no llegó la sangre al Pleno. Entre Rufo, Asecas y unos cuantos vecinos lograron separar a los Carlos y enviarlos a sus respectivas casas por separado.

Esa misma noche, antes de cenar, Carlos Camacho llama a su hijo mayor, que está estudiando en Madrid y se llama también Carlos.

  • Hola Carlos, soy yo. Oye, haz las maletas y vente cagando leches que corre el rumor de que van a cerrar Madrid, y no es cosa de que te pille dentro.
  • ¡Ni virus, ni hostias! ¡O estás aquí mañana, o voy a buscarte y te traigo yo!
  • Así me gusta hijo, que respetes a tu padre. Ah, te bajas en la estación de Villarrobledo, que no sepan los vecinos que has venido, que por aquí hay mucho bocazas suelto.
  • Hasta mañana.

Con unos minutos de diferencia, Carlos Martínez está llamando a su hija Carla, que también estudia en Madrid.

  • Hola, cariño. ¿Todo bien?
  • Me alegro mucho. Oye, ¿vendrás mañana?
  • Estupendo, ya te recojo en la estación.
  • ¿Cómo? ¿Qué mejor en La Roda? ¿Y eso?
  • Ah, vale. Sí, por unos miguelitos de La Roda merece la pena el viaje.
  • Claro cariño, otro beso de tu madre. Hasta mañana.

Cuando cuelga, el padre se queda mirando el teléfono.

  • ¿Qué pasa Carlos? – Le pregunta Atanasia, su mujer.
  • No sé… Siempre que le digo de venir me pone mil excusas, y hoy ha aceptado a la primera… Es raro, ¿no?
  • Imaginaciones tuyas. El caso es que venga.
  • Pues sí, así estaremos más tranquilos.

En el piso que comparten en Madrid, Carlos y Carla se miran y sonríen. Él le guiña un ojo a ella. Tendrán que buscar la forma de verse en Rijogrande, que allí estarán cada uno en su casa, con unos padres que se odian, y no puede haber ninguna señal de que llevan todo el curso liados. Todo ello muy a lo Romeo y Julieta, de las conocidas familias propietarias de las carnicerías Capuleto y Montesco.


Verdadera historia de la epidemia de Rijogrande: La rebelión del Bichejo de [Bigardo Baladre]

Gracias por dejar un comentario. Nota que no se aprobarán aquellos que superen las 250 palabras, o contengan afirmaciones no demostradas. Por ejemplo, si afirmas que la madre de algún personaje público ejerce la prostitución, tendrás que aportar pruebas.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

Blog del Gran Baladre

Bacineamos de to lo que se menea

Florent Marcellesi

Blog del eurodiputado de EQUO

BlogSOStenible: Noticias medioambientales y datos... aportando soluciones

Ecología, Economía, y Sostenibilidad, desde los países ricos: Aprender, Ayudar y Disfrutar... desde Málaga (España).

Autonomía y Bienvivir

Bacineamos de to lo que se menea

La proa del Argo

Bacineamos de to lo que se menea

Salva Solano Salmerón

Bacineamos de to lo que se menea

Joven Furioso

Escritos, divagaciones y un chancletazo al libre albedrío.

Vota y Calla

No te metas en lo que SÍ te importa

Blog de Gregorio López Sanz

Bacineamos de to lo que se menea

Colectivo Novecento

Blog de economía crítica y pensamiento político

REMEMORACIÓN

Memoria de las víctimas, Historia y Política

Economistas Frente a la Crisis

El pensamiento económico al servicio de los ciudadanos

A %d blogueros les gusta esto: