El bulo de la semana: soy inmortal

A raíz de la decisión de V.J. de dar vacaciones indefinidas a sus neuronas, según el artículo Me rindo, yo también he liberado mi mente de esas molestas restricciones que implica el análisis de la realidad empírica.

Este es mi pensamiento totalmente libre de verificaciones, controles e incluso conocimientos, alegremente generado por mi desinhibido sistema heurístico de pensamiento (RAE, cuarta acepción) en ausencia de opresivas reflexiones racionales (RAE, segunda acepción): soy inmortal, o no, porque así le place a mis gónadas.

Os preguntaréis, tristes seres humanos, cómo he llegado a esta conclusión. Pues es obvio:

Estoy vivo

Si estoy vivo, no estoy muerto.

Si no estoy muerto, hoy por hoy, no está demostrado que sea mortal.

Si no soy mortal, puedo ser inmortal mientras no se demuestre lo contrario.

Quod erat demonstrandum.

Así de fácil.

Seguro que algún pobre esclavo de la razón dirá que todo lo que está vivo muere. Pero eso es una especulación inductiva. Lo único que ello significa es que todo lo que ha muerto está muerto, pero no hay constancia empírica de que el 100% de las, aproximadamente, 7.817.666.666 personas que estaban vivas hoy vayan a morir. Ergo, aunque la probabilidad sea baja, es estadísticamente posible que yo sea inmortal. Y si algo es posible, pues yo decido que ocurra.

¿Complicado? ¿No lo entendéis? Pues es sencillo: he decidido ser inmortal porque me sale de las gónadas, y porque nadie puede contradecirme en este preciso momento porque no hay evidencia de lo contrario.

Claro, que esto a su vez aporta otras preguntas. Por ejemplo, si soy inmortal llegará un momento en que puedo llegar a conocer a todos los seres vivos del planeta. Siendo misántropo, y para más inri alienígena, puede resultar terriblemente molesto.

Otro pensamiento que me invade es si ser inmortal comporta, o no, un envejecimiento eterno. Porque una cosa es vivir para siempre, y otra es envejecer para siempre. Eso ya no parece tan guay. Imagino la vida sin poder fumar, beber, comer dulces, … Porque los médicos a título individual son mortales, pero la puñetera clase médica no.

Por decirlo de algún modo, la eternidad se me va a hacer eterna.

Y ahora que digo eternidad, ¿qué pasa con los accidentes? Porque una cosa es no morir de viejo, y otra que no te pueda atropellar, por poner un ejemplo, un caracol gigante que avanza pensando en sus cosas. Además, teniendo en cuenta el envejecimiento, no creo que pueda huir a tiempo de la amenaza por muy caracol que esta sea: fijo que me pasa por encima, muero aplastado y cubierto de babas.

No mola.

Creo que voy a elegir mortal, con opción a resucitado.

Sí, eso es, así podré elegir luego con mayor conocimiento de causa.

Decidido esto, voy a ir pensando en otra cosa.


Seguro que también sale un listo por ahí que se ríe “Jajaja, ¡qué imbécil! Como si eso se pudiese elegir…“. Vamos a ver, no quiero hacer daño, pero si crees que una humana virgen pudo elegir si quedarse preñada o no de un palomo gigante espermatogénico hace dos milenios, cuando eso de la fertilización in vitro no se estilaba, yo puedo decidir sobre mi mortalidad. ¿Capisci? ¿O tengo que sacar a relucir eso de que el hijo del palomo también resucitó al tercer día? ¿Quién os dice que mi padre no era otro palomo gigante espermatogénico?

¿Verdad que nos vamos a llevar bien y no nos haremos más daño?

Pues eso.

3 comentarios sobre “El bulo de la semana: soy inmortal

Agrega el tuyo

  1. No hay bastante espacio para el comentario que me apetecería. Seré concisa. Mola mucho todo lo que has escrito. No debería importarte que te aplastara el caracol gigante ( sin matarte del todo) y te llenara de babas porque, como sabrás, la baba del caracol es superrejuvenecedora,(no busques en la RAE). Y me apetecería mucho recitar para ti el monólogo en el que Celestina intuye que le queda poca vida. Siempre puedes buscarlo en la grabación de la Biblioteca Valenciana, minuto 37. A pesar de lo que dice, está lleno de vida y de “seny”

    Me gusta

Gracias por dejar un comentario. Nota que no se aprobarán aquellos que superen las 250 palabras, o contengan afirmaciones no demostradas. Por ejemplo, si afirmas que la madre de algún personaje público ejerce la prostitución, tendrás que aportar pruebas.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

Blog del Gran Baladre

Bacineamos de to lo que se menea

Florent Marcellesi

Blog del eurodiputado de EQUO

BlogSOStenible: Noticias medioambientales y datos... aportando soluciones

Ecología, Economía, y Sostenibilidad, desde los países ricos: Aprender, Ayudar y Disfrutar... desde Málaga (España).

Autonomía y Bienvivir

Bacineamos de to lo que se menea

La proa del Argo

Bacineamos de to lo que se menea

Salva Solano Salmerón

Bacineamos de to lo que se menea

Joven Furioso

Escritos, divagaciones y un chancletazo al libre albedrío.

Vota y Calla

No te metas en lo que SÍ te importa

Blog de Gregorio López Sanz

Bacineamos de to lo que se menea

Colectivo Novecento

Blog de economía crítica y pensamiento político

REMEMORACIÓN

Memoria de las víctimas, Historia y Política

Economistas Frente a la Crisis

El pensamiento económico al servicio de los ciudadanos

A %d blogueros les gusta esto: